Feb 052013
 

Soy Íñigo Muñoz Bilbao, recién graduado del International Máster in Management, tengo 24 años y he cofundado Mynbest Crowdfunding, una plataforma de financiación colectiva. Llevamos poco tiempo en el mercado y ahora mismo todos los miembros estamos dedicados full time en el proyecto y, con ganas y esfuerzo, esperamos poder sacar esta empresa adelante y posicionarnos algún día como la plataforma de crowdfunding líder en España. Un gran reto que pasa por ofrecer una solución real al sistema tradicional de financiación para todas aquellas personas que, dada la coyuntura actual, no tienen acceso a financiación a pesar de que puedan tener un proyecto muy interesante.

Mediante el crowdfunding -financiación colectiva- se consigue que a través de muchas aportaciones económicas de diferente valor, se consiga una suma, suficiente para financiar un proyecto en concreto. Las aportaciones que los inversores o colaboradores hacen a los proyectos son recompensadas con productos o servicios relacionados con la actividad del proyecto que está en búsqueda de financiación. El atractivo de este punto es que el creador de un proyecto está utilizando su campaña de recolecta de dinero para al mismo tiempo dar a conocer su producto y además, ¡conseguir ventas!

Imagina que pudieras crear una empresa sin necesidad de endeudamiento… y que al mismo tiempo te estés dando a conocer y consiguiendo ventas… y que también te sirva para analizar tu mercado… y que todo esto fuera sin riesgo… y que el 2% de lo que tu proyecto recaude se dedicará a un Fondo Social que Mynbest utilizaría para reinvertir más  adelante en aquellos proyectos sociales que necesiten un último empujón de financiación… Son algunas de las ventajas que ofrecemos desde nuestra plataforma y que responden a un sistema que es consecuencia de una crisis que busca soluciones innovadoras y consecuencia de una sociedad que cada vez es más comunidad.

 

¿Y el origen de esta aventura? Durante mi carrera en Ciencias Económicas (Universidad Autónoma de Barcelona) me di cuenta de que lo que me gustaba y apasionaba eran los negocios. Cada caso era un mundo y las distintas maneras de gestionar una misma actividad podían llevar a resultados totalmente distintos. A pesar de que hacía tiempo que sabía que acabaría montando mi empresa (supuestamente a largo plazo), y que me gustaba mucho la estrategia y hablar sobre nuevas ideas de negocio, la innovación y la creatividad, a nivel técnico, no podía entender cuentas de resultados o analizar decisiones de manera fundamentada y por lo tanto me di cuenta que, para seguir el camino de aquello que me apetecía hacer con mi vida, debería seguir formándome.

El formarse normalmente continúa con la entrada en el mundo corporativo donde poder poner en práctica aquello aprendido y, con la experiencia, enriquecer esos conocimientos para poderlos llevar a buen puerto más adelante y, si todo va bien, en tu propia empresa.

En mi caso, este recorrido natural me llevó a realizar un máster en gestión (International Master in Management en EADA) con el que pude mejorar mis conocimientos sobre empresa y mediante su método de Case Study -casos de estudio-, aprender de los errores y logros han tenido un fuerte impacto en empresas reales.

Paralelamente al máster, con un gran amigo, vimos la posibilidad de un negocio que consideramos interesante llevar a cabo. El razonamiento inicial hubiera llevado a pensar que esperaríamos un tiempo para crearla (acabar estudios, ganar experiencia, ahorrar dinero para empezar…), pero el momento era un factor de vital importancia a la hora de empezar. Hacerlo más adelante hubiera sido demasiado tarde.

EADA, Premio proyecto final

Así que, mientras iba aprendiendo en las diferentes asignaturas las diferentes técnicas de gestión las podía ir poniendo en práctica para la construcción y desarrollo de mi negocio Mynbest Crowdfunding. También aproveché la experiencia y conocimientos de los profesores que tenía en el programa para explicarles mi proyecto y pedirles consejo en sus áreas de especialización. Mis días cada vez eran más largos y mi socio tenía que cargar más con las responsabilidades de Mynbest ya que la presión de trabajo en EADA aumentaba: asignaturas intensivas, marketing plan de una empresa real y proyecto final, con el cual tengo el orgullo de decir que mi equipo ganó el premio al Mejor Proyecto como recompensa a tanto esfuerzo y dedicación.

A principios de año ya estábamos tramitando todos los papeles para la constitución de la empresa y el día 1 de abril… ¡Alta de Inicio de Actividad! A partir de ese momento nuestra empresa era oficial, estaba registrada y, de repente, lo comenzamos a asumir: habíamos montado una empresa. Eso conllevaba una gran responsabilidad que no me hubiera visto capaz de asumir sin la ayuda de los compañeros de clase, todos esos mentores que durante el año he ido teniendo y todos esos conocimientos claves sobre la gestión y dirección de empresas.

Actualmente hemos sido aceptados en un programa de aceleración de la Fundación INLEA que ayuda a empresas que están empezando a que se consoliden y que prepara a los equipos para que consigan la financiación necesaria para seguir creciendo. Mientras tanto estamos en fase de posicionamiento de Mynbest, formación sobre el crowdfunding, buscando proyectos que necesiten financiación y aplicando conocimientos y aprendiendo con la práctica (learn by doing) por la que también EADA apuesta fuertemente.

Concluyendo, el recorrido natural estudio, trabajo, experiencia, empresa, del cual hablaba anteriormente, en mi caso quedó interrumpido por las circunstancias y ha acabado significando el año más trascendente de mi vida a nivel tanto profesional como personal y no dudo que tendrá un impacto en lo que me queda por recorrer.

 

MYNBEST

Web: www.mynbest.com

E-mail: imunoz@mynbest.com

Twitter: @mynbest

C/ Almogàvers 165, despacho 302. Barcelona

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)