May 232016
 
Mário Mouraz, co-fundador y director ejecutivo, Climber Hotel

Mário Mouraz, co-fundador y director ejecutivo, Climber Hotel

Mário Mouraz, antiguo alumno del International Master in Tourism & Hospitality Management, fundador y director de Climber Hotel, un sistema de gestión de ingresos (RSM) que ayuda a hoteles independientes a maximizar sus beneficios. Mário comparte su experiencia en EADA y explica su proyecto de empresa.

 

¿Qué te decidió a estudiar un máster en el área de gestión hospitalaria? ¿Por qué elegiste EADA?

Cuando empecé la universidad ya quería estudiar gestión hotelera, pero finalmente decidí no centrar mi título de graduado en un campo tan específico, y al final me titulé en un área más amplia: management. Tres años después, todavía quería trabajar en hoteles, por lo que vi claro que tenía que estudiar gestión hotelera. También quería estudiar en el extranjero, y elegí EADA porque ofrecía la mejor calidad al mejor precio. La ciudad de Barcelona también era un gran atractivo.

 

¿Qué fue lo que más te sorprendió en EADA?

El hecho de que hubiera 50 nacionalidades diferentes fue algo increíble. Nunca imaginé que podría vivir y conocer tantos lugares del mundo al mismo tiempo. Aun recuerdo el primer día, cuando Jordi Díaz nos pidió que levantáramos la mano si estábamos allí para dar un paso adelante en un nuestra carrera profesional. ¡La levanté tanto como pude!

Además de la diversidad, disfruté mucho con el método de estudio con casos, ya que en mis estudios de graduado todo había sido muy teórico.

¿Cuál fue tu experiencia académica más valiosa en EADA, y por qué?

Hay dos cosas por las que le estoy muy agradecido a EADA. En primer lugar, el entorno multicultural, que realmente me abrió la mente. Empecé a pensar en términos globales, lo que había sido mi motivación inicial para estudiar el Máster… y al mismo tiempo, hice amigos para toda la vida. Estoy orgulloso de todo lo que he conseguido y de todas las experiencias que he vivido. ¡Y hay tantas cosas todavía que quiero hacer! … EADA jugó un papel muy importante en todo eso.

El segundo aspecto valioso que destacaría del programa es la amplia experiencia de los profesores. Recuerdo momentos en las clases que fueron verdaderas lecciones de vida, como cuando el profesor Manuel Marín nos pidió que escribiéramos en un papel dónde queríamos estar dentro de 5, 10, 25 y 50 años. ¡Nunca antes había pensado en ello como hay que hacerlo!

Mário Mouraz y el equipo de Climber Hotel

Mário Mouraz y el equipo de Climber Hotel

Dinos algo sobre tu experiencia no académica en EADA.

Quería aprender e implicarme tanto como fuera posible, de modo que participé en talleres de la Green Society, jugué en el equipo de fútbol de EADA y asistí a algunas reuniones del Keiretsu Forum. Creo que todo ello me ayudó a ampliar mis perspectivas. Entonces no sabía que, seis años más tarde, estaría vendiendo mi propia empresa a algunos de esos mismos inversores.

El hecho de estudiar en EADA, ¿cómo afectó a tu carrera profesional?

Después de EADA, mi carrera se aceleró, sin pausas. Me fui a vivir y trabajar a Perú, Londres, Irán y Burkina Faso; creé 3 empresas; enseñé en  una universidad; y, lo que es más importante, descubrí lo que realmente me encanta: ser emprendedor. Estoy contento por haber tenido la oportunidad de probar diferentes campos y roles dentro del sector del turismo. Todavía hoy viajo mucho y me despierto todos los días motivado para seguir persiguiendo mis sueños.

¿Puedes compartir con nosotros tu experiencia como emprendedor?

Desde la época en que estudiaba en la universidad, ya sabía que quería crear mi propia empresa, pero pensaba que eso sucedería cuando tuviera 32 años y una familia. Siempre tuve diferentes ideas de negocio, pero nunca las hice realidad. En EADA, tuve la oportunidad de elaborar un plan de marketing, un plan de expansión y un completo plan de negocio en el marco de mi proyecto final.

Entonces sucedió algo en mi vida que poco a poco me ayudó a darme cuenta de que sería capaz de superar todos los obstáculos que la vida me planteara. Ese algo fue el tiempo que pasé viviendo en Irán y Burkina Faso. Burkina Faso es uno de los países más pobres del mundo, y mientras viví allí, me alojaba en un barrio pobre sin una habitación para mí, sin lavabos ni frigorífico pese a los 35ºC de temperatura… Durante 9 meses, comí todos los días maíz cocido y pescado frito: ¡todavía hoy no soporto ese olor! La mayoría de noches no teníamos electricidad, por lo que solía irme al tejado a leer libros sobre creación de empresas e iniciativa emprendedora. Allí fue donde empecé a diseñar lo que más tarde se convertiría en el plan de negocios de mi primera startup.

Climber es tu tercera startup. ¿Cómo surgió la idea para Climber? ¿Qué planes tienes para el futuro?

Climber es una herramienta de gestión de ingresos que ayuda a hoteles independientes a maximizar sus ingresos y ahorrar tiempo a través de una herramienta dinámica de optimización de precios. ¿Cómo surgió la idea? Gracias a dos factores. El primero fue algo que aprendí hablando con centenares de directivos hoteleros, mientras dirigía mi segunda empresa. Me di cuenta de que necesitaban una herramienta que fijara automáticamente el precio de las habitaciones en función de la oferta y la demanda. En el mercado no existía todavía una herramienta así, o las que había eran inasequibles para la mayoría de hoteles, así que decidí crearla. El segundo factor estaba relacionado con mis estudios en EADA. Recordaba que, mientras estudiaba en EADA, había dos áreas que me interesaban especialmente: la expansión y la gestión de ingresos. Esto parecía confirmar que era el momento indicado para crear Climber.

Ahora mismo, en Climber somos nueve personas. Estamos entrando en el mercado consiguiendo las primeras ventas, y tenemos planes ambiciosos: introducirnos en cinco países europeos en los próximos dos años.

¿Cómo has aprovechado la red de ex-alumnos de EADA en tu vida profesional y/o personal?

De la época de EADA, tengo buenos amigos en todo el mundo. Todavía continúo viendo regularmente a antiguos compañeros de clase, y de hecho dos profesores de EADA son ahora asesores de Climber. Estoy seguro de que, en el futuro, estaré haciendo negocios con contactos de EADA (Mauro, ¿estás leyendo esto?).

¿Qué consejos darías a futuros participantes en programas de EADA?

Desarrolla tu propia red. Yo comprendí la importancia de desarrollar mi propia red mientras estudiaba en EADA, y ahora mismo mi red profesional está formada por más de 5.000 contactos, lo que aporta cosas interesantes todos los días: oportunidades de negocio, ofertas de trabajo, reuniones, invitaciones, etc.

Excluye opciones. Si no sabes qué hacer en el futuro, descubre qué no quieres hacer. Prueba cosas diferentes.

Aprende a decir “no”. Haz todo lo que quieras hacer, no lo que tu familia, tus amigos, tus profesores o tus socios quieren que hagas. Es tu vida. Sigue a tu pasión.

Entrevista realizada por Laila Tatel Bazham, International Master in Tourism & Hospitality Management 2016.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)