Mar 132017
 

Todo el mundo coincide en que tener una mentalidad global es esencial en el mundo de los negocios de la actualidad, pero continúa sin estar claro cómo desarrollar la perspectiva, las competencias y las habilidades analíticas que convierten esta actitud en algo tan valioso para las empresas empleadoras.

Entonces, ¿cuál es la fórmula mágica? Cuando hablamos de una mentalidad global, básicamente hablamos de desarrollar competencias en tres áreas: pensamiento crítico, conocerse a uno/a mismo/a, e inteligencia cultural.

  1. HABILIDADES DE PENSAMIENTO CRÍTICO
    para plantearse la estrategia a escala global

El pensamiento crítico (la capacidad de “pensar más allá de lo que nos han enseñado”) ha sido identificado consistentemente como el atributo del que más habitualmente carecen los recién graduados. Sin embargo, una base sólida en pensamiento crítico es de gran ayuda para elaborar una estrategia global efectiva y desarrollar soluciones innovadoras.

La pregunta que realmente importa es: ¿cómo can aprender a ir “más allá de lo que nos han enseñado”? Sólo hay una manera de desarrollar las habilidades de resolución de problemas y la creatividad que exigen las empresas líderes de la actualidad: práctica, práctica y más práctica.

Cuanto más práctica sea la formación, mejor. En este sentido, los pequeños grupos que permiten un análisis en profundidad de los problemas del mundo real son idóneos. Estas clases deben darlas profesores que faciliten el debate y que reten a los estudiantes a defender sus puntos de vista. Los profesores con un largo historial profesional pueden basarse en su experiencia para enriquecer y guiar los debates.

Antony Poole, Programme Director

Antony Poole, Director de Programa, durante una clase práctica

Daniel Pacheco, ex-alumno del MBA Internacional, destaca la importancia del aprendizaje práctico. “La mejor manera de aprender es con un enfoque práctico”, afirma. “EADA me dio la oportunidad de aprender habilidades directivas y de liderazgo a través del estudio y el análisis de casos de estudio en equipos multidisciplinares.”

  1. CONOCERSE A UNO/A MISMO/A
    para aprovechar tus puntos fuertes y los de tu equipo

Hay tantos candidatos técnicamente cualificados en el mercado de trabajo de la actualidad, que las habilidades duras no son suficientes. En los últimos años, las empresas empleadoras se están fijando cada vez más en las habilidades blandas para determinar qué candidatos destacan sobre los demás. Las habilidades blandas son más difíciles de encontrar: según las empresas, los recién graduados suelen carecer sobre todo de habilidades de comunicación, de liderazgo y de trabajo en equipo.

Hoy en día, la importancia de las habilidades blandas se reconoce incluso en campos tradicionalmente técnicos como el de las finanzas; así, una encuesta reciente de McKinsey & Co. revela que requisitos no financieros como el liderazgo estratégico, la transformación organizacional o la gestión del rendimiento se han convertido en una parte muy significativa de las obligaciones de los directores financieros.

International Masters in EADA

Participantes de los Masters de EADA durante uno de los módulos de habilidades directivas

“EADA lleva muchos años reconociendo la necesidad de que las habilidades blandas formen parte del núcleo de los cursos de formación directiva”, afirma Nigel Hayes, director del International Master in Management. “La carencia actual de estas habilidades en muchos sectores viene a confirmar que hemos estado abordando las necesidades correctas.”

El desarrollo de habilidades blandas depende de una profunda comprensión de las propias fortalezas y debilidades, y del establecimiento de un plan detallado para sacar ventaja de ambas. Los cursos de postgraduado de calidad incorporan las habilidades de comunicación, trabajo en equipo y liderazgo como una parte integral del programa de estudios, y cuentan con un plan global de análisis, identificación y seguimiento de las competencias relevantes.

Ariana Cubeddu, ex-alumna de EADA, describe con estas palabras su descubrimiento durante uno de nuestros módulos de formación en habilidades blandas: “Aprendí a comprender mi papel en el equipo, a reconocer las fortalezas de mis compañeros de equipo y a identificar sinergias. Me centré en aprovechar las diferencias entre nosotros para unirnos, no para separarnos.”

  1. INTELIGENCIA CULTURAL
    para influir en los demás y obtener su convencimiento y apoyo

Esto es bastante obvio. Cada vez más, los equipos están formados por personas procedentes de todo el mundo. Esto es fantástico en términos de resultados (la diversidad de perspectivas da pie a unos resultados informados, trabajados y culturalmente sensibles), pero plantea retos a nivel de la gestión de conflictos.

Pero como nos recuerda Sunil Nayak, director ejecutivo de los Servicios Corporativos de Sodexo para la región Asia-Pacífico: “En la actualidad, el éxito para cualquier líder radica en saber influir en los demás.” Esto implica reconocer que alcanzarás tus objetivos más rápidamente a través de la sensibilidad y siendo consciente del método que utiliza la otra parte, una técnica que será de gran ayuda para obtener el convencimiento y el apoyo de los stakeholders.

International Masters Class, EADA Residential Training Centre

Participantes de los Masters Internacionales de EADA durante una clase práctica

Todo el mundo que ha trabajado con equipos diversos puede dar fe de la bondad de la afirmación de Nayak. Si todavía no tienes esa experiencia, adquiérela. Puedes colaborar en el aula con compañeros de clase procedentes de todo el mundo, o comprender la importancia de los influencers a través de una oportunidad de desarrollo profesional en el extranjero. Lo importante es que la exposición internacional te aportará las herramientas y el know-how necesarios para identificar las raíces de los conflictos inter-culturales y para desarrollar la mejor estrategia para abordarlos.

Alexander Seelmann-Eggebert, ex-alumno de EADA, defiende abordar la resolución de problemas desde una perspectiva multicultural. “En EADA aprendí a trabajar en equipos multiculturales, cómo aprovechar las sinergias y alcanzar objetivos combinando diferentes enfoques y antecedentes personales”, explica. “Gracias a la diversidad cultural he desarrollado unas competencias que me han ayudado a obtener unos buenísimos resultados en diversas misiones laborales en Europa, Latinoamérica y Asia.”

En tanto que directivo/a, deberás contar con las habilidades de pensamiento crítico, autoconocimiento e inteligencia cultural necesarias para analizar cada choque cultural y maximizar los beneficios de los equipos multiculturales.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)