Mar 032016
 

– ¿Puedes explicarnos brevemente cuál ha sido tu experiencia profesional antes de EADA? ¿Qué  percepciones personales aportas a tu nueva responsabilidad como resultado del trabajo que has hecho hasta ahora?

Antes de incorporarme a EADA he acumulado una amplia experiencia en distintos campos, incluyendo los servicios financieros y la publicidad. He trabajado aquí en Barcelona, en Canadá, y en realidad en todo el mundo. Esto ha sido importante porque me ha permitido aprender un par de cosas que los directores de marketing nos dicen siempre que son muy importantes para sus equipos: la adaptabilidad y la resiliencia. Aprender a adaptarte y a ser persistente a la hora de conseguir tus metas es esencial, y son cosas que también aprenden los participantes en EADA.

En segundo lugar, he tenido la suerte de trabajar con clientes de Japón, Canadá, Estados Unidos, Serbia y de todo el mundo. He aprendido que las similitudes constituyen la base para trabajar con la diversidad. Nuestros participantes aprenden a trabajar con las diferencias, y si comprendes las similitudes entre personas, eso te permite utilizar esas diferencias para hacer algo realmente especial o realmente nuevo.

Antony Poole, Director del Master Internacional en Marketing Bilingüe

Antony Poole, Director del Master Internacional en Marketing Bilingüe

También he tenido la oportunidad de trabajar con personas con mucho talento y con grandes empresas como Mars, PepsiCo o Wrigley, y creo que ahí aprendí la importancia de los fundamentos básicos, comprendiendo realmente qué es importante, las verdaderas prioridades, y cómo convertir todo eso en acciones efectivas.

 

– ¿Qué es lo más gratificante de ser el director del Master? ¿Y lo más exigente?

La parte más gratificante de mi trabajo con los participantes es ver cómo cambian y aprenden. El proceso se inicia desde el mismo momento en que entran por la puerta; ves cómo desarrollan nuevas habilidades e intentan sacar el máximo provecho de su experiencia, y cómo el aprendizaje continúa día tras día. Es muy gratificante cuando los ex-alumnos se ponen en contacto contigo, 3, 4 ó 5 años después de graduarse, y te dicen que realmente están aplicando lo que aprendieron en EADA. Y lo mejor de todo es que quieren volver y compartir su experiencia con los participantes actuales, para que otros puedan beneficiarse de ella.

La parte más difícil de gestionar de la experiencia de los participantes es alcanzar el equilibrio adecuado entre los fundamentos básicos y las prácticas más recientes. Nuestros estudiantes aprenden en un entorno riguroso, pero yo soy responsable de equilibrar los objetivos personales de cada participante con los estándares y objetivos comunes, para todo el grupo.

 

– De cara al próximo año, ¿qué es lo que más te ilusiona del programa?

Me ilusiona la creciente implicación de los ex-alumnos, que aumenta cada año. El próximo año tendremos ex-alumnos trabajando en empresas muy interesantes, implicados en proyectos importantes y compartiendo su experiencia con los participantes actuales. Cada año tenemos a más ex-alumnos que vuelven para compartir su experiencia.

Otro elemento ilusionante del programa es la introducción de las especializaciones estratégicas, denominadas edge-tracks. Este año asistimos al Festival of Marketing de Londres para conocer de primera mano lo último en marketing. Eso es realmente ilusionante, que la clase conozca todas esas prácticas innovadoras y que los estudiantes se familiaricen con lo que se van a encontrar cuando, después de graduarse, empiecen a trabajar en las empresas.

 

– Dígame un aspecto del Máster que desearía que los solicitantes conocieran mejor…

Una de las cosas que más cuesta comunicar a los participantes antes de que decidan pasar un año con nosotros es la riqueza de la experiencia: la riqueza de la interacción con los profesores y los compañeros de clase; la riqueza de solucionar problemas de negocios en EADA-Barcelona y de desarrollar sus habilidades personales en el Centro de Formación Residencial… Básicamente, lo que aprenden tras vivir y trabajar durante un año con un grupo de personas, la mayoría lejos de su casa, y todos con los mismos objetivos. Es muy difícil que los participantes perciban todo esto antes de llegar a EADA, pero cuando acaban el programa, es lo que más recuerdan, y es lo que se llevarán con ellos y utilizarán durante el resto de su vida.

 

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)