Ago 252016
 
Según profesor de EADA Manuel Marín, puede ser que un MBA no sea necesario para emprender, pero sí lo es para lograr una empresa rentable y solvente.

Según profesor de EADA Manuel Marín, puede ser que un MBA no sea necesario para emprender, pero sí lo es para lograr una empresa rentable y solvente.

Para educar la iniciativa emprendedora, ¿hace falta un MBA? ¿Es necesario tener una formación previa específica para emprender? Algunos emprendedores de éxito sostienen que esa educación previa puede anular la creatividad del nuevo proyecto. Defienden que un emprendedor inteligente puede sacar adelante su proyecto sin someterlo a modelos de gestión de empresas como se enseña en las escuelas de negocios.

Otros mantienen que una formación específica es imprescindible para alcanzar el éxito, y estadísticas de menor mortandad entre éstos que entre aquellos parecen darles la razón. Ahora sabemos que ambos tienen razón… en su tiempo. Si bien no es necesario un MBA para emprender, sí lo es para lograr una empresa rentable y solvente.

’EFECTUALIDAD’ VERSUS CAUSALIDAD

¿Cómo entrenamos a los emprendedores? La profesora Saras Sarasvathy, de la Universidad de Virginia, llegó a descubrir un patrón de comportamiento en un grupo de emprendedores de éxito a los que estudió en profundidad. Lo denominó efectualidad por oposición al modelo tradicional de causalidad que se aplica con éxito en la gestión de empresas. Constató que, si bien las empresas se gobiernan por la causalidad –diseñando un objetivo, se reúnen los recursos necesarios para lograrlo y se gestionan en consecuencia—, también descubrió que este patrón no funciona en etapas iniciales de un proyecto, porque una start-up no es aún una empresa y, por ello, su patrón no tiene por qué ser el mismo. Descubrió, en primer lugar, que el emprendedor hace al proyecto y no al revés. El proyecto nace por causa del emprendedor.

A ese patrón de comportamiento lo denominó efectualidad, que consta de cinco principios y un diseño de procesos, en la línea del lean start-up. El equipo emprendedor parte de la constatación de sus propias capacidades y habilidades –de los recursos que tiene a su alcance— (P1 pájaro en mano) y se concentra en establecer hasta cuánto puede perder (P2 pérdida asumible) y no del retorno de la inversión. A continuación establece cómo gestionar los contratiempos (P3 gestión de contingencias) que seguro vendrán, buscando aprovecharlas en vez de evitarlas; incorpora aliados estratégicos (P4 co-creación) para reducir la incertidumbre e incrementar el acceso al mercado y (P5 piloto en control) se mantiene siempre los mandos del proyecto de manera que –según este modelo— no hace falta prever el futuro, porque se construye día a día, haciendo camino al andar.

El proceso acepta que los objetivos, los recursos y las alianzas se ajustan a la realidad a medida que el proyecto avanza, de manera que el contacto con el mercado real y el reajuste son continuos. La start-up no es aún una empresa; es un proceso de aprendizaje. La aportación de este modelo es muy importante porque ofrece un marco metodológico para diseñar procesos prácticos de aprendizaje que van a permitir un mejor apoyo al éxito de los emprendedores.

Originalmente publicado en La Vanguardia Monográficos Especiales: Marín Manuel. “’Efectuación’: el arte del emprendedor” La Vanguardia Monográficos Especiales, 28 junio 2016: 6.

 

SOBRE EL AUTOR

Manuel Marín es Ingeniero por la ETSII de Barcelona (UPC) y diplomado PADE por IESE. En EADA desde 2009, es profesor asociado del Departamento de Estrategia, Liderazgo y Personas y Coordinador del Centro Entrepreneurship de EADA. Emprendedor y empresario editorial durante 22 años, fundó empresas del sector en España, México, Puerto Rico, Colombia, Argentina y UK. Desde 1990 es consultor independiente, mentor de varios proyectos en fase start-up y Asesor Senior de la consultora tecnológica QUANTION y de AECOM INTERNATIONAL DEVELOPMENT EUROPE, donde dirigió la División de Ejecución de Proyectos hasta 2008.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)